Otras instrucciones y Convenciones

Códigos “Otros” y “no especificados”

1. Códigos “Otros”:

Los códigos en cuyo literal figura la palabra “otros” o bien “otros especificados” deben utilizarse en aquellos casos en los que aunque la historia clinica proporciona una información detallada, no existe un código específico. Las entradas del Índice Alfabético que incluyen la abreviatura NCOC designan códigos del tipo “otros” en la Lista Tabular. Estas entradas en el Índice Alfabético, representan entidades nosológicas concretas para las que no existe un código específico.

2. Códigos “No especificado”:

Los códigos que contienen la expresión “no especificado” (generalmente con un cuarto dígito 9 o un quinto dígito 0 para los códigos de diagnóstico) han de utilizarse cuando la información de la historia clínica sea insuficiente para asignar un código más específico. Para aquellas categorías que no dispongan de códigos del tipo “no especificado”, los códigos “otros especificados” pueden incluir ambas circunstancias.

Términos “y”, “con”

La palabra “y” cuando aparece en un literal puede interpretarse como “y” o bien como “o”. Por ejemplo la subcategoria A18.0 Tuberculosis de huesos y articulaciones debería entenderse como Tuberculosis de huesos y/o articulaciones, de forma que es válido para cuando se afectan solo los huesos o sólo las articulaciones y cuando se afectan ambas localizaciones.

El término “con” debe ser interpretado como “asociada con” o “debida a” cuando aparece en el índice alfabético en un término principal o en una nota de instrucción de la lista tabular.

La palabra “con” en el índice alfabético se ordena inmediatamente después del término principal, y no en el orden alfabético que le correspondería.

En este ejemplo podemos comprobar cómo el modificador – con se situa inmediatamente por debajo del término principal saltándose el orden alfabético ya que los modificadores – agua. – amiloide, -analgésica deberían ir por delante.

Véase, Véase además y Véase categoría

La instrucción “véase” siguiendo un término principal en el Índice Alfabético indica que debe referenciarse a otro término. Es obligatorio ir al término principal referenciado con la nota “véase” para localizar el código correcto.

La instrucción “véase” nos remite a otro término clave, sin dar más información. La encontraremos, entre otros casos, siempre que hagamos una entrada errónea por localización topográfica.

La instrucción “véase además” en el Índice Alfabético nos instruye que hay otro término principal que puede proporcionar entradas adicionales y que pueden ser útiles. No es necesario seguir la nota “véase además” cuando el término principal original proporciona el código necesario.

Esta instrucción aporta un posible código, remitiéndonos además a otro término clave que

nos puede ampliar la información y nos lleve a optar por un código de mayor especificidad.

La instrucción “véase categoría” Nos remite directamente a una categoría de la lista tabular donde encontraremos instrucciones concretas. El codificador deberá leer todas las notas e instrucciones del lugar al cual fue enviado antes de seleccionar el código que mejor describa la expresión diagnóstica.

Códigos por defecto

Al código que proporciona el índice alfabético a continuación de un término principal, se le denomina código por defercto. El código por defecto representa la afección que normalmente está más frecuentemente asociada con el término principal, o es el código inespecífico de dicha afección.

Si se documenta una afección en la historia clínica (por ejemplo, gastritis) sin ninguna información adicional, tal como aguda o crónica, debe asignarse el código por defecto.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *